El Barcelona sigue con su racha preocupante en Liga al caer en Cádiz

Actualizado: 16 de dic de 2020

El FC Barcelona viajaba a Cádiz con la intención de sumar una nueva victoria en Liga que calmase la tempestad de los malos resultados ligueros. El Cádiz, por su parte, ya sabía lo que era ganar al Real Madrid, y cómo competir ante los grandes de la Liga. Y el sábado lo volvió a demostrar, venciendo por 2-1 al Barcelona, en un partido en donde hizo gala de su gran solidez como conjunta colectivo.


El partido comenzaba en el Ramón de Carranza, estadio que el cuadro culé no pasaba desde hacía 15 años, concretamente diciembre de 2005, con victoria culé por 1-3. El Cádiz quería que la historia fuera diferente, y salió sin miedo al cuadro catalán. Con un Álex Fernández colosal en el centro del campo, Giménez, a la salida de un córner, en el cual Mingueza cabeceó a su portería, y que Ter Stegen consiguió rechazar, estaba atento al rechace y con ese gol ponía en ventaja al conjunta local, el cual supo aguantar el resultado gracias al buen hacer defensivo y a las buenas intervenciones de su portero, Ledesma, el cual se mostró muy seguro durante todo el partido. El Barcelona se hacía duelo del partido, con Coutinho y Messi intentando crear algo de peligro en la frontal del área, pero eran incapaces de superar la poblada defensa cadista. Ledesma tuvo que intervenir a una falta lanzada por Messi, y el Cádiz intentava buscar sus balas a la contra, con Perea y Jairo buscando su velocidad para intentar poner en apuros al cuadro culé. La velocidad de bola escaseaba, algo común en el Barcelona en estos últimos tiempos, y mas con un Messi muy lejos de su mejor forma. Con este 1-0, se llegaba al descanso.


El descanso parecido sentarle muy bien al cuadro catalán, y es que nada mas comenzar la segunda parte, un disparo de Jordi Alba desviado por un defensor cadista, se introducía en la portería cadista, lo que suponía el empate a uno. Este gol pareció darle vida al Barcelona, el cual comenzó a asediar la portería de Ledesma, con la velocidad de Dembelé y con Griezmann como mediapunta, en una posicion cómoda para él. Pero en un saque de banda, tras un error de comunicación entre Lenglet y Ter Stegen, Álvaro Negredo, que acababa de salir al campo, hacía el 2-1 final. Un gol absurdo, que demuestra los problemas en defensa del cuadro culé en este tramo inicial de temporada. El gol hizo que el Barcelona tuviera que ir de nuevo a remolque, pero salvo alguna actuación de Dest por banda derecha, algún intento a por parte de Trincao y un chut de Leo Messi que fue interceptada por Ledesma, se vio poco o nada del cuadro de Ronald Koeman, que no acertó con los cambios. Pedri anduvo muy alejado de la zona de creación, lo que restó peligro al ataque culé; mientras que Martín Braithwaite no anduvo nada fino, lo que derivó en la falta de ocasiones de gol para el Danés, algo que el cuadro blaugrana notó en exceso en el partido.


El partido terminó con un Barcelona muriendo en la orilla a base de centros laterales, que culminarían sin éxito, y sobre todo, se vio a un Frenkie de Jong que no termina de rendir como se espera de él junto a un Messi que se siente demasiado solo en el ataque.


Nueva derrota de un Barcelona que no termina de encontrar continuidad en Liga, al contrario que sí lo hace en Champions; y victoria de un Cádiz que sigue demostrando que el ascenso del año pasado es fruto del gran trabajo que se viene realizado en los últimos años con Cervera. Gran partido de un Álex Fernández, que sigue demostrando que está llamado a dar el salto a un equipo mejor; se volvió a ver a un Cádiz que sabe a lo que juega, y eso se traduce en victorias como la del Real Madrid o la de este sábado, demostrando que ha venido para quedarse. Y por la puerta grande.



7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo