El Eibar logra su 1ª victoria; el Valladolid tendrá que esperar.

Valladolid y Eibar llegaban necesitados de puntos al José Zorrilla; ambos equipos perdieron la jornada pasada por idéntico resultado: 1-0 (los vallisoletanos en Madrid; los eibarreses perdieron en su propia casa contra el Elche) . El equipo de Sergio llegaba con 2 puntos a la cita mientras que el equipo vasco lo hacía únicamente con 1.


El equipo local optó por un 1-4-4-2 mientras que los pupilos de Mendilibar saltaron al campo con un 1-4-2-3-1. Los de Pucela saltaron con: Roberto en la portería; Luis Pérez, El Yamig, Javi Sánchez y Nacho en línea defensiva; Orellana, Kike Pérez, San Emeterio y Toni Villa en la media; Marcos André acompañado de Sergio Guardiola en línea de ataque. Por su parte, los armeros saltaron con Dmitrovic bajo palos; Rafa Soares, Burgos, Oliveira y Rober en defensa; doble pivote para Sergio Álvarez y Diop; Rodrigues, Inui y Eñaut en línea de tres; Muto en línea de ataque.



Los dos cuadros saltaron al campo a un ritmo alto, con intensidad. Eso se tradujo en un partido de ida-vuelta, vistoso para el aficionado... hasta que en el minuto 9 de partido apareció el chileno Orellana internándose por el costado izquierdo del área para recibir; acto seguido, Fabián tiró en una posición escorada, obligando a Dmitrovic, a hacer una parada digna de otros deportes como el balonmano. Seguía el correcalles hasta que en el 25 de partido, apareció El Yamiq metiendo una mano que tendría que ser revisada por el VAR y el propio árbitro durante 3 minutos. El colegiado no lo dudó: penalti para el Eibar. Burgos sería el encargado de anotarlo en el 28. Lejos de amilanarse, el Valladolid siguió buscando el gol consciente de su situación. Y lo logró sólo 8 minutos después por medio de Toni Villa: Nacho en una de sus subidas, le mandó el esférico a medio vallisoletano ejecutando un tiro ajustado al fondo de la red, con previo golpeo del balón en el palo. Con 1-1 en el marcador se llegaría al descanso.


El segundo acto empezó de forma frenética, con un penalti de Eñaut a Toni Villa. Sergi Guardiola sería el encargado de ejecutar la pena máxima, pero Dmitrovic adivinó la dirección con una gran estirada. Sólo 10 minutos más tarde, el VAR iba a anular un tanto para el equipo de Sergio. Su supuesto autor: Sergi Guardiola. Con ya tarjeta amarilla, Diop fue expulsado en el 73 de partido por doble amonestación tras propiciar un pisotón. A falta de 2 minutos para el 90, Mendilibar sacaba del campo a Inui para dar entrada a Arbilla, cambio clave en el devenir del encuentro. Sólo 2 minutos más tarde, el navarro mandaba desde la banda un centro al que remató con un gran cabezazo Rodrigues.


Los puntos viajaron al País Vasco con los 3 puntos. El Valladolid por contra, sigue una jornada más sin conocer la victoria. La próxima jornada el Eibar recibe a Osasuna mientras que el Valladolid viajará a Aragón para jugar en El Alcoraz.



Real Valladolid: Roberto; Luis Pérez, El Yamig, Javi Sánchez, Nacho; Orellana (Óscar Plano, m.66), Kike Pérez, San Emeterio (Waldo, m.92), Toni Villa (Pablo Hervías, m.78); Marcos André, Sergio Guardiola (Weissman, m.66).

Eibar: Dmitrovic; Rafa Soares, Burgos, Oliveira, Rober; Sergio Álvarez, Diop, Rodrigues, Inui (Arbilla, m.88), Eñaut (Kike, m.62), Muto (Expósito, m.76).

Goles: Burgos 0-1 (m. 28), Toni Villa 1-1 (m. 38), Rodrigues 1-2 (min. 90).

Árbitro: Díaz de Mera Escuderos (comité castellano-manchego). Amonestó a Emeterio y El Yamiq por parte del Valladolid y a Diop (doble amarilla), Burgos y Rober por parte del Eibar.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Santander disputado en el Estadio José Zorrilla.



13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo