El FC Barcelona se topa contra un muro.




Tras su derrota frente al Real Madrid, el FC Barcelona se presentó en el Estadio de Mendizorroza con el objetivo de conseguir los 3 puntos mejorando su juego en esta 8ª jornada de la Liga Santander. El Alavés por su parte, recibió al equipo catalán tras haber ganado en Valladolid la semana pasada.


Con respecto a la jornada pasada, Machín pasó del 1-4-4-2 al 1-4-5-1 buscando así reforzar el mediocampo sabedor de la importancia que eso tiene frente a un equipo como el culé. Koeman por su parte, optó por mantener el sistema de la misma semana, el 1-4-2-3-1.


Pero pese a que Machín se esforzó en reforzar el mediocampo, el balón fue para los visitantes. A los 15 minutos de partido, era el gallego Jota Peleteiro el que iba a recibir una tarjeta amarilla (importante para más tarde). 7 minutos más tarde, lo haría el brasileño Deyverson por una entrada muy cerca del área. Una falta ahí y tener a Messi en el equipo contrario, no suelen ser buenas combinaciones para tu equipo. El argentino posó el balón y cogió carrerilla. El rosarino la quiso poner abajo a la derecha del portero en un área muy poblada. Apunto estuvo de lograr el tanto, pero el balón se lo sacó bajo palos Lejeune.



Jota Peleteiro y Ansu Fati disputan el balón.


Poco tiempo después, el Barcelona volvió a gozar de otra oportunidad para ponerse por delante. Lenglet le ponía a la espalda de la defensa un gran balón a Ansu Fati. El atacante controló el esférico, corrió unos metros plantándose delante de Pacheco. El joven jugador, que ayer hacía la mayoría de edad, tiraba a puerta de forma cruzada, pero el esférico se marcharía cerca del palo por la línea de fondo.



Ansu Fati lamentándose por la ocasión fallada.


Pero por cosas de este bello e impredecible deporte, era el Deportivo Alavés el que se iba a poner por delante. Sergio Roberto, titular ayer, le iba a quitar el esférico a Deyverson en línea de 3/4. El balón, salía rebotado y era Piqué el que iba a ir a por él. El central, con Luis Rioja yendo a presionar, iba a cederle el esférico a Neto. No controló bien el natural de Brasil y el esférico se le iba a quedar entre los pies. Eso le dio tiempo a L. Rioja a llegar para robarle el esférico al portero y marcar a puerta vacía. El partido se ponía 1-0 en el minuto 30.



Casi 10 minutos más tarde, se iba a producir una acción que va a generar polémica: en una acción pitada por Hernández Hernández, era el argentino Leo Messi en un momento de rabia, iba a dar una patada al esférico, que apunto estuvo de darle al árbitro. Al capitán culé le mostraron la amarilla.



A pesar de quedar poco para el intermedio, daría tiempo para la lesión de Ximo Navarro, que dejaría su lugar a su compañero Aguirregabiria. Además, Lenglet y Busquets iban a ver la cartulina amarilla.


Llegado el descanso, Koeman pensó que debía de cambiar cosas en su equipo. Es por ello que sacó del campo a Lenglet, Dembelé y Busquets para dar entrada a Trincão, Pjanic y Pedri. La entrada del bosnio iba a agradecerla mucho De Jong, pues le liberaba un poco más y le permitía hacer su juego. La entrada de Pedri la agradecería el equipo en general.


Como en la 1ª mitad, en el 2º tiempo era el Barcelona el que se haría con el control del esférico. Con la entrada de los 3 jugadores mencionados, el equipo de Koeman movía mejor el balón, con más velocidad y era cuestión de tiempo que las ocasiones empezasen a llegar. A los 10 minutos, Machís sacaría del campo a un batallante Deyverson para dar entrada al alemán Joselu. Segundos después era Édgar Méndez el que saldría del campo para dar entrada a Tavares. 2 cambios muy seguidos que buscaban refrescar piernas en el equipo vasco.



Pero por cosas del karma, se iba a producir 4 minutos después una jugada que iba a marcar en buena medida el devenir del partido: el gallego Peleteiro iba a ir a por un balón dividido con Piqué como oponente. El de Puebla del Caramiñal, entró con la plancha por delante a la altura del pecho del defensa culé. El colegiado canario no lo iba a dudar y le iba a mostrar la 2ª amarilla al gallego. El Alavés se quedaba con 10 y con casi media hora por delante.


Y tras este jarro de agua fría para Machís, iba a llegar otro segundos después, en el 63 de partido. El francés Griezmann iba a ser el más listo de la clase e iba a aprovechar un balón rebotado de una pugna de Ansu Fati. El galo, ante la salida de Pacheco, se la iba a picar por encima con un sutil toque al que nada pudo hacer el guardameta. 1-1 y un tiempo restante que al Alavés se le haría muy largo.



Messi y Griezmann celebran el gol del galo.


Messi estuvo apunto de adelantar a los suyos: Sergi Roberto robó muy cerca del área rival el esférico. El defensa se la dió a su compañero que, tras encarar a un rival, buscaría el palo largo. Pero ahí aparecía Pacheco para meter una mano prodigiosa (y las que aún estaban por llegar).


A los 5 minutos, Koeman sacó del campo a Jordi Alba para dar entrada a Dest. El estadounidense, refrescó el flanco izquierdo de su equipo y siguió dotando a los suyos de profundidad. De Jong, estaba haciendo bien su trabajo y asociándose con Pedri movían al equipo.



En el 70 de partido, era De Jong el que le iba a meter un espectacular pase a la espalda a su Trincão, rompiendo así 3 líneas rivales. El luso iba a controlar el balón, avanzar unos metros y dejarla en bandeja a Griezmann para adelantar a los suyos. Pero el tanto quedaría anulado: Trincão estaba en fuera de juego en el momento en el que le mandan el pase.


El Barcelona era ya un acoso y derribo constante. El Alavés aguantaba como podía, sabía cómo y qué hacer. Ante el cansancio evidente de su equipo, Machís sacó del campo al andaluz Rioja y a Pina para que entrarsen Marín y Manu García en el 72. Koeman también movió ficha después y sacó del campo a Ansu Fati para dar entrada a Braithwaite. Se iban a suceder las ocasiones en el área alavesista pero, la mala puntería unida a la gran actuación defensiva de los locales y a un inconmensurable Pacheco, iban a logar un punto que al Alavés a buen seguro le habrá sabido a oro mientras que al equipo blaugrana a poco, muy poco.


Y es que el equipo barcelonés, dio mucha mejor imagen que la semana pasada jugando como se debe de jugar un grande. El Barcelona debe quedarse con la imagen dada en el día de ayer y pensar ya en el encuentro que tiene el miércoles ante el Dinamo de Kiev. Por su parte el Alavés irá ya preparando su encuentro ante el Levante en el Estadio de La Cerámica.


Alineación Deportivo Alavés: Pacheco, Ximo Navarro (Aguirregabiria min. 40), Laguardia, Lejeume, Duarte, Édgar Méndez (Tavares min. 57), Pina (Manu García min. 72), Battaglia, Jota Peleteiro, Luis Rioja (A. Marín min. 72), Deyverson (Joselu min. 57).

Alineación FC Barcelona: Neto, Jordi Alba (Dest min. 69), Lenglet (Trincão min.46), Piqué, Sergi Roberto, Busquets (Pedri min.46), De Jong, Ansu Fati (Braithwaite min. 78), Messi, Dembélé (Pjanic min.46), Griezmann.


Árbitro: Hernández Hernández (canario).

Tarjetas: Jota Peleteiro (14' y 62'), Deyverson (21'), Messi (38'), Lenglet (43'), Busquets (43'), Duarte (86').

Goles: 1-0 Luis Rioja (30'), 1-1, Griezman (63').


7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo