La Real Sociedad derrota a un muy mermado Granada.

Real Sociedad y Granada CF se dieron cita en Anoeta. Ambos, llegaban tras haber jugado entre semana la Europa League en donde consiguieron sendas victorias.



Pero las condiciones en las que se disputó el partido este partido de La Liga, no fueron las idóneas. El equipo nazarí, llegaba muy mermado a tierras vascas consecuencia del Covid19. El cuadro andaluz tuvo que completar la convocatoria con jugadores de su filial y del equipo juvenil. El conjunto sureño, le había pedido a La Liga aplazar este encuentro, pues no disponía de efectivos a raíz de los positivos de Puertas y del entrenador gallego Diego Martínez.


A La Liga no le importó lo más mínimo la situación y comunicó a la entidad que debía de jugar el encuentro, que debía de convocar a jugadores que tuvieran anticuerpos en su organismo y a miembros que no tuvieran el virus, que no estuvieran en contacto con otros sin el virus que habían estado en contacto con casos positivos. De ahí el problema de los granadinos. En tal situación sólo disponían de 7 integrantes de la primera plantilla.



La Real Sociedad saltó al campo con el siguiente once:



Por su parte, el Granada CF lo hizo con el siguiente:





Pese a la situación, el conjunto visitante salió como acostumbra, con ritmo y ganas. Ángel, su portero en el partido y miembro del equipo juvenil, empezó a sostener a los suyos desde muy pronto. El venezolano Machís, iba a amenazar a los locales con un centro al área pequeña; pero el esférico fue despejado por Le Normand. Tras él, el equipo de Roberto Olabe tomó el timón del partido y no lo soltaría.


Y llegó el minuto 20 de partido. En él, David Silva sacaría un córner en el costado izquierdo al corazón del área. Le Normand fue el receptor del mismo, quién asistió de cabeza a su compañero Monreal. El lateral controlaría el balón solo y perforaría la red con un tiro al primer palo poniendo el 1-0 en el electrónico. Los visitantes reclamaron una falta en el gol, de Le Normand por una posible falta del defensa. Pero el árbitro terminó concediendo el tanto.



De ahí al siguiente tanto, sólo pasarían 7 minutos. Isma Ruiz iba a cometer penalti tras golpearle involuntariamente el esférico en el brazo. Mikel Oyarzabal sería el encargado de ejecutarlo. Lo lanzó a la derecha del guardameta, quién se quedó clavado en el medio. El 10, hacía así el 2-0 en el marcador.


La Real dominaría el partido en todo lo que quedaría de primera mitad sin problemas. Aún así, el equipo granadino permaneció ordenado en el campo. En el descanso, Kenedy y Soldado dejaron el terreno de juego para dar entrada a Fobi y Dani Plomer. Por el lado donostiarra, sacaría del terreno de juego a Mikel Merino metiendo a Guridi en su lugar.





Y con tan sólo 8 minutos disputados, Eteki iba a cometer penalti. William José sería el encargado de tirarlo. Pero Ángel, magnífico el portero en todo el partido, se lo paró.


Desde ahí en los siguientes 20 minutos hubo muchos cambios: la Real aprovecharía 5 minutos más tarde para hacer un carrusel de cambios sacando del campo a Januzaj, Oyarzabal y Zaldua metiendo a Portu, Merquelanz y Zubeldia. Los nazaríes retiraban de campo a Isma Ruiz y a Jorge Molina y meterían a Brunet y Álvaro Bravo. Cabe destacar que el Granada cometía "alineación indebida", pues, al quitar a Kenedy y a Soldado al descanso y al retirar a Jorge Molina, por lesión, dejaban sobre el terreno de juego a tan sólo 4 integrantes del primer equipo cuando el mínimo exigible son 5. Pero el equipo de Granada prefirió curarse en salud.








La Real se relajó y fruto de eso, Le Normand vio la roja directa en el 86 al cortar una internada de Luís Suárez. Únicamente 7 minutos después, el canario David Silva iba a cometer penalti sobre el central Barcia. El medio local, había levantado en exceso su pierna izquierda en un intento de despejar el balón. Machís iba a ser el encargado de tirarlo. Lo ejecutó a la derecha de Remiro, pero el guardameta se lo adivinó.











Y así iba a terminar el partido, con un 2-0 favorable a la Real Sociedad, quién duerme una jornada más como líder; y un Granada que se presentó en San Sebastián consciente qué tenía que hacer dadas las circunstancias y terminando la jornada como 5º clasificado.


A buen seguro que a muchos de los jugadores titulares y que luego saltaron al campo del equipo nazarí, le quedará grabado en la memoria su partido de ayer, sobre todo a Ángel; el portero recibió 2 goles pero aún así, debutando con tan sólo 18 años en el primer equipo y siendo juvenil, detuvo 7 tiros de un grandísimo equipo como lo es la Real Sociedad, con una parada de penalti incluida.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo