La Supercopa de España en el fútbol femenino ya tiene dueño.


En el Estadio de los Juegos del Mediterráneo se daban cita el Levante y el Atlético de Madrid para jugarse al todo o nada el título de la Supercopa de España en el ámbito femenino (esta noche FC Barcelona y Athletic Club, harán lo propio en el fútbol masculino).


Las levantinas llegaban a esta final tras imponerse al Logroño. Por su parte las colchoneras, llegaban al encuentro tras dar la campanada al apear de la final a todo un FC Barcelona. Se podría pensar que el conjunto de Madrid llegaría con cierto cansancio al encuentro tras el tremendo esfuerzo realizado en semifinales llevando la eliminatoria a la tanda de penaltis. Pero nada más lejos de la realidad, no fue así.

Levante UD momentos antes de empezar la final.

Atlético de Madrid minutos antes de comenzar el partido (portan la 14 en homenaje a Torrecilla).


Desde el inicio, no fue el Atlético el mismo equipo que se vio ante el Barcelona. Y es que Sánchez Vera sabe muy bien qué hace, por algo es el entrenador de la mejor etapa rojiblanca en cuanto a títulos. El Atlético que se vio en la final fue intenso, pero no tan defensivo, jugando con rapidez y alegría al ataque. Supo muy bien explotar las bandas, sobre todo al montar las contras. Y es que las de Valencia es un equipo que sabe mover bien el esférico.


Pero el Atlético fue quién se adueñó del esférico desde el inicio. Un Levante paciente, esperaba su momento, basculando, defendiendo, tratando de no dejar jugar entre líneas. Buscaban transiciones rápidas lanzadas por Andonova y Esther. Pero el Atleti no permitía esas contras y es por ello que que ejercían una presión alta desde campo contrario.


El Atlético tenía posesión pero no generó la primera oportunidad hasta el minuto 6 en el que Santos tiró a puerta, pero su tiro fue bien atajado por Paraluta. Se empezaron a alternar algunas ocasiones en los primeros minutos pero no fue hasta el minuto 18, cuando el Atlético iba a introducir el esférico dentro de las mallas. Seguía el Atlético presionando arriba. Atacaba por la derecha cuando Ajara, en su debut como titular, introdujo el balón dentro del área. Allí estaba llegando desde 2ª línea, Deyna Castellanos para disparar de primeras en un golpeo en el que Paraluta pudo no estuvo acertada.

Deyna celebra el primer tanto colchonero junto a sus compañeras.


No disfrutaba el Levante de la posesión y lo estaba notando. El Atlético seguía presionando arriba. Y fruto de ello llegó rápidamente el 2º tanto. Al 20, le anularon un gol a Tounkara por falta en el salto al rematar de cabeza en un saque de esquina. Fue la antesala a lo qué se aproximaba. Tan sólo un minuto después, el Atlético recuperaba en mitad de campo por el flanco derecho. El balón le llegó a Ludmila, quién se fue de sus rivales por banda. Le salió una defensora al paso, a quién recortó antes de la línea de fondo para cedérsela a su compañera Ajara para que, de tiro cruzado, hiciera el 0-2 en el marcador.

Ajara celebra su 2º tanto del partido.


Era el Atlético superior en juego e intensidad y ello se veía reflejado en el marcador. El Levante necesitaba dar un paso al frente y empezar a inquietar la meta atlética. La macedonia Andonova ejecutó una falta al 25 un tiro libre que buscaba la escuadra pero el balón se fue fuera por poco. Pero las capitalinas no estaban por la labor de dejar acercarse a las de Valencia en el electrónico. Siguió dominando, presionando arriba, buscando el fallo levantino.


Parecía el 31 de partido una réplica del minuto del minuto 22 cuando logró el 2º gol el Atlético, cuando Ludmila rompió en profundidad como había hecho hacía un rato. Como por entonces, se la dio a Ajara. La africana recibió de espaldas a puerta, se giró y tras quebrar a su par, puso el 0-3 en el marcador en una acción que había sido de bella factura.

El Atlético, celebra.


El Atlético estaba siendo un puñal para el Levante por el flanco derecho rojiblanco. Trató de sacudirse la superioridad rival el Levante con 2 buenas oportunidad antes del descanso. Pero en la 1ª de ellas Lindahl, heroína en semifinales, sacó un disparo lejano a Zorzona. Ya en la segunda gran ocasión granota, la meta sueca sacó un disparo de Andonova que se colaba. Pero el marcador no se movió y el 0-3 fue el resultado al descanso.

Ludmila y Ajara fueron una auténtica pesadilla para el cuadro levantino.


Salió a la segunda parte, el Levante con mayor determinación que la primera subiendo líneas, tratando de robar más arriba y disponiendo de buenas ocasiones para reducir la desventaja en el marcador. Pero por el buen hacer atlético o por Lindahl, las oportunidades de Eva Navarro, Esther, Alba Redondo o Banini, fueron todas ellas erradas. El Atlético optó por dar el balón al Levante y esperar atrás tratando de aprovechar la velocidad de Ludmila y de Ajara. Quería reservar el marcador y fuerzas y es por ello que además Sánchez Vera introdujo piernas de refresco. Al final, fue una losa demasiado grande en el marcador para el Levante el 0-3 de la primera mitad y el Atlético, terminó llevándose su 1ª Supercopa de España de su historia haciendo Sampedro que junto a su compañero Torrecilla, la cual está afrontando un cáncer, levantasen juntas el título al cielo de Almería en un emotivo gesto.

El Atlético celebra el campo el título conseguido con la presencia de Torrecilla.


A continuación, dejo el enlace al partido completo en la web de RTVE:

https://www.rtve.es/alacarta/videos/futbol/supercopa-espanola-femenina-final-levante-ud-atletico-madrid/5763684/

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo