Osasuna & Huesca suman y siguen... aunque de forma insuficiente.

11 jornadas van en la Liga Santander ya y llegaban al El Sadar Osasuna y Huesca necesitados de puntos, sobre todo el Huesca, inmerso en puestos de descenso. Hasta allí los oscenses habían cosechado 6 empates en los 10 partidos anteriores, por lo que la necesidad imperial de ganar, era evidente. Pero Osasuna, también necesitaba ganar, a 3 del descenso llegó a este partido.


Los equipos saltaban al campo con los siguientes 11:



Y quién saltó desde el inicio mejor al campo, fue el Huesca. Osasuna, equipo que suele ser directo y de transiciones rápidas, fue un espejismo de lo qué suele ser; y los oscenses le dieron de su propia medicina ya desde bien pronto. Corría el minuto 4 cuando Mikel Rafa Mir se internaba prolongaba de cabeza en mediocampo hacia Sandro, este abre a Rafa Mir a la espalda de la defensa y escorado por la derecha; galopada del atacante Mir para que, a la altura del área pequeña, pusiera un centro al primer palo; Herrera despejó el balón hacia el centro, a donde llegaba Sandro sólo para empujar el balón a la red y hacer el 0-1 en el electrónico.


Con la ventaja en el marcador, los de Aragón querían más. A los 10 minutos del tanto de Sandro, Mir deja atrás a su rival para posteriormente tirar en una posición escorada. Herrera despejó bien el esférico. Osasuna seguía en dormido. Y no fue hasta el minuto 24, cuando hizo su primer tiro a puerta. Fue por medio de Íñigo Pérez, pero Andrés Fernández blocó bien el balón. El Huesca, mientras tanto, seguía con su verticalidad buscando ampliar la ventaja.



Corría el minuto 35 cuando Borja García metió un balón alto a la espalda de la defensa dejando sólo a Rafa Mir ante Herrera. El atacante tiró fuerte, al medio, pero el meta despejó cayéndole el cuero a Mir; el posterior tiro del murciano, se iba a ir fuera al lateral de la red. Muy poco después fue Sandro el que pudo aumentar la ventaja desde el costado izquierdo. Pero Herrera volvió a parar.


Con un Huesca dominador y 0-1 en el marcador se iba a llegar al descanso. Arrasate notó que en el descanso debía de tocar algo en su equipo por lo que dio entrada a Moncayola y a Enric Gallego pasando, de paso, del 1-4-4-2 inicial, al 1-4-3-3.


Con los cambios Osasuna se mostró más un equipo en su esencia, por lo que las fuerzas en la 2ª mitad se igualaron. Aún no se había cumplido el primer minuto de la 2ª parte y Osasuna sacaba un córner. Apareció David García para rematar de cabeza y hacer que Andrés Fernández se luciese. A los 5 minutos, Adrián primero y Enric Gallego después, volvieron a poner a prueba al meta visitante, pero el portero respondió bien a ambos tiros.




Dicen que el que perdona, lo termina pagando, y eso le pasó al Huesca. Corría el 68 y Osasuna sacaba un córner en corto; el balón era colgado al corazón del área y allí volvía a aparecer a aparecer David García para de un testarazo esquinado, hacer inútil la estirada del meta oscense y así establecer el 1-1 en el marcador.




El esfuerzo del Huesca de la primera mitad, lo iba a notar en la recta final del partido. Con el empate, Osasuna buscaba la victoria, había desconectado a su rival en toda la 2ª mitad. Ante el evidente cansancio visitante, Míchel pensó que era mejor ganar un punto que irse de vacío por lo que metió en el campo a Juan Carlos y a Sergio Gómez para que, esta vez sí, pudiera su equipo frenar las embestidas osasunistas. Surgieron efecto los cambios y al final el Huesca salió del Reino de Navarra con un nuevo empate, su 7º, que lo dejan con esa cantidad de puntos en la tabla. Por su parte, Osasuna se sitúa 13º con 11 puntos en su haber.

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo